Movilidad reducida en personas mayores

Cuando tenemos que hacernos cargo de una persona mayor con muchos los factores que se han de tener en cuenta, pero estos son aún más si ésta, además, tiene movilidad reducida. Hoy, desde RESIDENCIAS COMUNIDAD DE VALENCIA, queremos hablaros de este tema.


Uno de las preguntas que más nos hacemos sobre esto es cómo podemos ayudarlos adecuadamente a cambiarse de su silla de ruedas a la cama. Para ello, habrá que poner la silla en posición y retirar los reposapies, de forma que podamos maniobrar de una mejor forma y el traslado sea más fácil.

A continuación haremos que tenga la espalda en posición vertical y le ayudaremos a acercarse al borde de la cama. Habrá que poner una mano debajo de la espalda y otra bajo las rodillas para poder hacer bien esta maniobra. También es aconsejable que, situándonos a su lado, lo hagamos con los pies separados y que, con un movimiento, le ayudemos a que gire y se siente en el borde de la cama.

Por el contrario, si hay que moverlo de la cama a la silla, la mejor forma de hacerlo es doblar nuestras piernas y bloquear las suyas con las nuestras mientras que acercamos la silla. Después rodearemos su cuerpo con los brazos y lo sujetaremos por la cintura para, posteriormente, hacerle pivotar sobre el pije que tenemos fijado y así, usando nuestro cuerpo como contrapeso, lo podemos sentar en la silla.

Si una vez hecho esto la posición no es la correcta, debemos pasar los brazos bajo sus axilas y tirar hacia arriba para corregirla, tirando hacia nosotros con suavidad para que la espalda quede recta.

0 0
Feed