La alimentación en ancianos con demencia

Aunque creamos que no se ha de hacer una diferenciación, lo cierto es que los ancianos que padecen demencia deben tener una alimentación más cuidada. Hoy, desde Residencia Comunidad de Valencia, queremos hablaros de ello. 


Que digamos que debe ser más cuidada se debe, principalmente, a que las necesidades calóricas de las personas con demencia, así como las proteínas, aumentan. Hay estudios que afirman que, hasta un 50% de la población perteneciente a este grupo, puede llegar a sufrir desnutrición por no tener la dieta adecuada


Es por eso que os damos a continuación algunos consejos sobre cómo debe ser.

  • Si el anciano tiene problemas para masticar, la comida que ingiera tendrá que ser en pequeños trozos o, directamente, triturados; si se escoge esta última opción, hay que procurar que la textura no tenga grumos y sea suave.
  • A la hora de la comida, es muy importante que se establezcan ciertas rutinas y que, cuando vayamos a darles de comer, seamos muy pacientes. 
  • Debido a su enfermedad, los profesionales recomiendan que los mayores que la padecen aumenten el número de sus comidas hasta llegar a 6 como mucho. Para ello, lo más sensato es que se adapten a sus gustos y que así la persona demente no pierda sus ganas de comer. 
  • Por otra parte, hay que apostar siempre por una dieta que sea variada y en la que incluyamos cereales, ensaladas, hortalizas, legumbres, lácteos, pescado más que carne, huevos y frutas.
0 0
Feed

Dejar un comentario