Ictus en la 3ª Edad: ¿cómo es la recuperación?

Hay enfermedades que pueden surgirnos en cualquier momento de nuestra vida y eso es algo que también ocurre con los accidentes cerebrovasculares. Por lo general, estamos acostumbrados a que este tipo de sucesos sean propensos en gente que ha sobrepasado una cierta edad o que, directamente, son ancianos. Cuando esto les ocurre a ellos, se vuelven muy dependientes de nosotros, pero esto no quiere decir que no puedan mejorar. Hoy, desde Residencia Comunidad de Valencia, os hablamos de ello.


Hay que tener en cuenta que el grado de mejoría del ictus va a depender, en su mayor parte, de cómo haya sido la gravedad del mismo. Destacamos que el proceso ya empieza a darse durante la estancia en el hospital.

Tras la salida, los tres primeros meses son importantes. En ellos se va a dar buena parte de la recuperación, pero hay que tener presente que, en caso de que ésta sea exitosa, habrá que esperar a ver los resultados después de seis meses del ictus; en algunos casos, incluso, puede ser que el proceso llegue a durar un año.

La rehabilitación, por lo tanto, es muy relevante y puede paliar parte de las secuelas que producen los accidentes cerebrovasculares. No obstante, hay personas que no pueden llevarla a cabo, por lo que recomendamos terapia. Con ella es posible ayudar a que los mayores se adapten a su nueva situación y que, así, puedan ir recuperando poco a poco su autoestima y mejorar su autonomía.

0 0
Feed

Dejar un comentario