Beneficios de las actividades intergeneracionales en la 3ª Edad

Hay numerosas cosas que pueden contribuir a mejorar la salud física y mental de nuestros mayores y hoy, desde Residencia Comunidad de Valencia, queremos centrarnos en una de ellas: las actividades intergeneracionales.


Puede parecer una tontería, pero lo cierto es que diferentes estudios psicogerontológicos han demostrado que pueden ser muy beneficiosas. Por ejemplo, pueden sentirse mucho más felices a la vez que se mejora su capacidad física, cognitiva y social.

Es por eso que, para todos aquellos que viváis con ancianos en casa, o les hagáis visitas teniendo siempre presentes las medidas de seguridad para evitar un posible contagio de Covid-19, recomendamos que hagáis actividades con ellos.

De hacerlo, se contribuye a que tengan menos probabilidades de sufrir pérdidas de memoria, sin ir más lejos, pero también se reduce que puedan padecer trastornos depresivos ya que se sentirán menos solos y su satisfacción se verá aumentada; en este caso, porque tanto su imagen como el sistema inmunológico se ve mejorado. Estas relaciones les ayudan a sentirse útiles y que se den cuenta de que todavía tienen un papel muy importante en nuestras vidas.

De igual forma, las relaciones entre jóvenes y mayores ayudan a los primeros a que aprendan cosas nuevas. Muchas de ellas, por la época en la que vivimos, están relacionadas con la tecnología y, si consiguen interiorizar el contenido, es posible que lo aprendido junto a hijos o nietos, les sea útil próximamente, bien sea para uso propio o para seguir interactuando con su familia.

0 0
Feed