Bajada de temperaturas: cómo afecta a los ancianos

En menos de un mes estaremos en invierno y las temperaturas serán algo más bajas, pero eso no significa que no haya que preocuparse del frío hasta ese momento. Esto es algo que hay que tener más en cuenta con las personas de la 3ª Edad, algo de lo que hoy os hablamos desde Residencia Comunidad de Valencia


Las enfermedades reumatológicas todo el mundo piensa que se pueden agravar por el frío, pero lo cierto es que se debe a los cambios de presión atmosférica provocados por la bajada de temperaturas. Eso es lo que realmente influye en las articulaciones y conlleva que estén más rígidas y dolorosas.

Es por ello precisamente por lo que siempre se ha considerado que el “dolor de huesosy el frío van de la mano, pero ya veis que eso no es realmente así. Lo que ocurre es que, cuanta más humedad hay en el ambiente, hay menos presión atmosférica, algo que se nota en los barorreceptores de presión que tenemos en las articulaciones y que supone que se incremente el dolor que sentimos.

Para combatirlo, nuestro consejo es que tanto vosotros como vuestros mayores os protejáis de la humedad, hagáis ejercicio periódicamente para que se desentumezcan las articulaciones y, si el dolor fuera mucho, consultar al médico para que recete un tratamiento a base de antiinflamatorios y analgésicos que ayuden a aliviarlo.

0 0
Feed

Dejar un comentario